La Lluvia

El agua es fuente de vida. La lluvia nos proporciona desarrollo, sin el agua no podríamos tener adecuadas cosechas que permitan el crecimiento de las plantas. El periodo lluvioso es el indicativo de realizar una serie de actividades agrícolas, como la fertilización, conocer cómo es el comportamiento de las lluvias proporcionara una mejor eficacia en el aprovechamiento de nutrientes cuando estos son aplicados al suelo y de mejor manera en mezclas físicas que aseguren la cantidad adecuada de elementos secundarios y menores.

Ilustraciones Newsletter-04

Cuando se aproxima la temporada lluviosa, existe cierto nivel de preocupación ya que sí se presenta  tiempos de sequía no existe un adecuado desarrollo de la planta, no ocurren procesos de germinación, entre otras actividades por lo cual, no se obtendrá producción en los campos de cultivo y del mismo modo cuando se presenta abundante lluvia que produce inundaciones; pueden existir problemas de anegamiento de suelo con lo cual ocurre desprendimiento de suelo, perdiendo área de cultivos. Además de incremento de enfermedades fungosas que pueden devastar campos de producción en periodos cortos de tiempo. La agricultura es totalmente afectada por este tipo de variaciones más en países subdesarrollados.

Planificar actividades como estructuras para captación del agua de lluvia o realizar labores para un buen drenaje de agua en el suelo son actividades de prevención para confrontar el periodo lluvioso inmediato.

Share
Publicado en: Principal

Nuestro Boletín

* campo requerido

Facebook